Florecer

FLORECER

 

Una flor florece, le costará más o menos, le gustará más o menos pero ella viene a florecer, a resplandecer, a brillar en su entorno

La flor no es bonita ni fea, no es de un color u otro, ni siquiera se compara con otras flores o plantas, ella enseña como es desde el principio, libre de pensamientos y ataduras, libre de valoraciones.

La flor se siente flor, por mucho que le digamos o pensemos una cosa diferente. Ella es hermosa por lo que es, indistintamente de su entorno, de su maceta o de su color.

 

 

Florecer es abrirse a la vida, expandir tus alas y valorar cada instante que tienes, abrazando, sintiendo, en ti está, está todo aquello que necesitas para florecer, para dar una vuelta a tu mundo. No hablo de que no habrán tempestades, ni días oscuros o que otras flores dejen de acompañarte, hablo de valorarte por ser una flor, no importa el tipo de flor, hablo de expandir todo lo que llevamos dentro, mostrarte tal y como eres, y enseñar tu luz, enseña tu expresión, tu color.

 

¿Te animas a florecer?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *