Cuando nadie te ve

CUANDO NADIE TE VE

 

Estás a solas contigo, no hace falta nadie más y descubres tu esencia. Cuando estás a solas puedes quitarte todas las capas que enseñas a los demás, ya  no hace falta demostrar como eres porque simplemente eres. Conectas contigo y te dejas llevar, deja que salga de ti lo que verdaderamente eres, encuéntrate, disfruta de estar acompañada por ti misma, sin capas, sin miradas, sin consejos, desnuda ante la sencillez de abrazarte y valorar que ya eres, eres tú y  nadie más que tú.

Suéltate, exprésate sin tapujos, encuentra tu  centro y sintonízalo. Tu espacio, tu conexión contigo misma. Cuando nadie te ve, caen muchas cargas, las apariencias se disipan, búscate, siempre has estado ahí, esperándote para emerger.

 

¿Y si todo fuese igual que cuando nadie te ve?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *