¿Qué puede ofrecerte un coach financiero en Barcelona?

 

Lo primero de todo que has de ver en tu coach financiero en Barcelona es esa conexión especial, que se debe crear entre los dos al cabo de muy poquitas sesiones. Si ves que han pasado 2 o 3 sesiones y realmente no estás a gusto con tu coach financiero en Barcelona es hora de que pienses en cambiar.

No conozco a nadie todavía que conecte con todo el mundo y me parece que la mejor manera de decirte la verdad es empezando por la elección de tu coach financiero en Barcelona.

 

A veces llega un momento en la vida en la que no hace falta mentirte más, nos vanagloriamos de que no mentimos o que hacemos siempre lo que pensamos y puede que algún día nos demos cuenta que nos hemos estado mintiendo siempre a nosotros mismos. Un coach financiero en Barcelona también puede acompañarte en cualquier proceso que vaya surgiendo durante las sesiones.

Si una persona está formada como coach financiero en Barcelona, debe estar formada para llevar cualquier tema aunque no esté relacionado con el mundo económico. Un coach lo es para todos los temas, aunque después cada uno escoge su especialidad que más le atrae.

Un coach financiero en Barcelona debe ayudarte al cambio de paradigmas, al cambio de creencias y al cambio para que tú des el siguiente paso. Lo notarás, cuando llegue el momento sabrás si tu coach financiero en Barcelona es el correcto o no.

¿En qué puede acompañarte un coach financiero en Barcelona?

Como coach financiero en Barcelona he visto muchas veces las mismas pautas en las personas, pautas que una vez yo reconocí en mí, pautas que puedes llegar a comprender cuando tomas consciencia de lo que supone el dinero en tu vida.

Un coach financiero en Barcelona te puede ayudar a ver aquello que tú mismo te habías ocultado, tú mismo no has querido tomar consciencia de tu manera de ver el área económica, no le has prestado la suficiente importancia y te has dejado llevar por la Sociedad.

 

Hoy como coach financiero en Barcelona empiezo un viaje nuevo, un viaje que me va a hacer llegar a ti, he tomado cartas en el asunto y me he puesto un objetivo, un plazo y tengo unas pautas para poder alcanzarlo, ¿tú lo has hecho? Todos los objetivos que nos ponemos en nuestro día a día se convierten en metas cuando les pones una fecha de realización, sino suelen quedarse en sueño. Un coach financiero en Barcelona debe saber que no es lo mismo una cosa que otra y acercarte a todo aquello que anhelas que suceda en tu vida.

Tu vida económica es tan importante como cualquiera, puede que sea la más ya que afecta directamente a casi todas las demás. Un coach financiero en Barcelona te acompañará en tu proceso de despertar, cuando tomamos cartas en el asunto y nos enfocamos, todo cambia, nuestro ser pasa a otro nivel y miramos la vida de otra manera.

Un coach financiero en Barcelona es algo más que un simpe coach financiero, he visto que la palabra está utilizada demasiado comúnmente, como que hacer de coach financiero en Barcelona es algo simple, lo que realmente pasa es que crear esa sintonía y ese ambiente en el que “surge” lo mejor para ti es lo que realmente marca la diferencia.

Cuando estás solo

Qué momento más extraño cuando estás sólo, sólo de verdad. No hablo de soledad por no tener compañía, pareja o familia; hablo de la soledad que hay dentro de ti porque te has dado cuenta que casi nadie te apoya en lo que de verdad quieres hacer, nadie te apoya en cómo quieres vivir tu vida.

Llega un momento en que dejas de luchar, dejas de reivindicarte y de intentar cambiar de opinión a todos los demás y acabas aceptando, aceptando que puede ser que ellos y tú no viajéis en el mismo barco; aceptando que la lucha de verdad era contigo mismo, contigo misma y ya no quieres seguir batallando.

No es una aceptación complaciente ni benévola. Has hecho las paces contigo.

El mar es inmenso, y los barcos infinitos, a veces te dejas llevar por unos barcos durante una travesía que parece nunca llegar a su fin y a veces coges el timón con tus manos, lo agarras firme y decididamente. Te tacharán de egoísta y de muchas cosas más, pero dentro de ti sabes perfectamente que sólo has cogido el mando de tu vida; cuando coges ese poder infinito, habrán barcos que se alejen y otros se acercarán.

Has escogido tu camino, has escogido tu bienestar por encima de todo y aunque te sepa mal sabes que vas de la mano de tu sabiduría interior; ya no hay vuelta atrás, cuando te unes a esa fuerza que hay dentro de ti, tus pasos se vuelven firmes, tus pasos no vacilan, te sientes en el camino, te sientes que tienes guía y dirección.

No tiene nada que ver con que tu vida se vuelva un oasis, ni que estés alegre en cada momento, no es eso. Estás tranquilo y sereno, estás en paz contigo mismo, contigo misma y sabes que pase lo que pase siempre puedes recurrir ahí dentro .

Cuando estás sólo, te das cuenta de que nunca lo has estado, te das cuenta de que la soledad en sí es un momento cálido, es un momento de reflexión.

Escúchate, siéntete, abrázate, y sonríe, sonríe todo lo que puedas. Brilla con tu luz, muéstrala a todo y a todos, ellos se acercarán a verla y puede que reconozcan la suya.

Cuando estás sólo…

El Cambio

Hace 50 años, un escritor estadounidense llamado Eric Hoffer dijo “En tiempos de cambios quienes estén abiertos al aprendizaje heredarán el mundo. Mientras que aquellos que creen saberlo todo, estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”.

Llevamos unas décadas de continuo cambio, todavía me acuerdo del teléfono de rueda que había en la habitación de mis padres hace ya unos años.

Hoy es un buen momento para prepararse y surfear esta gran ola.

Hace tiempo que se oye que estamos programados para sobrevivir. Nuestro ADN tiene incorporado en sus raíces la historia de nuestros antepasados más lejanos. Es una gran fuente de conocimiento e información pero a la vez nos atenaza, nos produce miedo cualquier actividad que no estemos acostumbrados a hacer.

El miedo no es bueno ni malo, depende de cómo lo utilices. Hay dos tipos de miedo, el que te hace estar alerta, atento y precavido y el que te inmoviliza y no te deja hacer lo que realmente quieres.

Es clave que sepas identificarlos y que te preguntes:

¿Qué es lo máximo que me puede pasar si lo hago?

Intentarlo está muy bien, pero te quedas en una posición de que si no lo consigues no pasa nada. ¡Házlo! Lucha por tu sueños, tenlos presente y lánzate.

Fuera de tu día a día hay numerosas experiencias increíbles, habrás soñado con muchas y otras ni te las habrás imaginado.

En un momento de tu vida, tendrás que decidir si quieres seguir viviendo la misma vida o si quieres empezar a cambiarla. Puede que te lo provoque un accidente, la muerte de un ser querido o el nacimiento de tu bebé; la causa no importa, lo que de verdad importa es el efecto que te cause esa sensación de ¡Basta ya!

Es tu quiebre, cuando te pase sabrás que es el momento de cambio y te entrará todo tipo de sensaciones y emociones en el cuerpo.

Aprovecha que te has dado cuenta, toma impulso y empieza a vivir la vida que siempre has soñado y que nunca tuviste el valor de empezarla.

Ante un problema, una buena pregunta.

Cada vez me encuentro con más personas que financieramente no lo tienen fácil.

Ahora se ven en circunstancias difíciles de superar. Es difícil cuando te ves con el tiempo en contra.

Puede que ayude reflexionar con claridad y hacerte preguntas que te hagan pensar en todos los posibles escenarios.

Cada situación es diferente, como cada persona. No te compares con nadie, escucha todo lo que opinan los demás, está bien tener las opiniones de los demás pero SÓLO TÚ eres dueño de tu vida y de tus decisiones.

Encuentra tu momento para relajarte, para estar a solas contigo mismo y para escucharte. Las mejores soluciones salen cuando no piensas en lo que puedes o no puedes hacer; no salen cuando estás preocupado, agobiado y nervioso. Salen cuando te desenfocas del problema y prestas atención a otra cosa.

Hazlo después de un día lo más tranquilo posible. Si tenías planeado hacerlo hoy y crees que has tenido un día muy malo, déjalo para otro momento. Quiero que estés lo más relajado posible.

Si te ayuda ponerte música, leer un libro o encender una vela, adelante. Cada uno sabe lo que le viene mejor.

Y cuanto más relajado estés, cuanto más acallada esté tu mente es cuando te vas a preguntar qué te has perdido hasta ahora en la vida, y vas a sacar rédito de todas estas circunstancias.

Coge papel y boli y apunta todo lo que te venga a la cabeza. Tanto de esta circunstancia como de todo lo demás. Tú escribe, escribe y pregúntate como si lo hicieras a tu mejor amigo:

 

¿Qué me está diciendo la vida?

¿Para qué me pasa esto?

¿Qué puedo sacar de todo lo que estoy viviendo?

 

Detrás de todo, todo lo que nos pasa en esta vida, hay algo de jugo, algo valiosísimo que pocos saben verlo y que cuando te das cuenta, cambia totalmente el juego. El juego de la vida.